Cuento

Armando Mixcoac Chora

Izel Flores
Tico

Recorto la figura con cuidado, es asombroso, la consiguieron para mí. La sonrisa divertida de este niño de acuarela es perfecta.



Leer más
Armando Mixcoac Chora

Armando Mixcoac Choral
Labial rojo

No sé cuál es su nombre real. Sé que trabajamos en el mismo corporativo porque trae consigo un gafete –colgado de su traje sastre– igualito al mío y con el logo de la compañía.


Leer más
Pablo León Vázquez

Pablo León Vázquez
El atentado

Justo cuando estaba por regresar a casa le dispararon. Se escuchó un estrépito de balas, el romper de cristales, gritos, y después un zumbido lo ensordeció.


Leer más
Víctor Ávila Velázquez

Víctor Ávila Velázquez
Dos claveles, seis rosas blancas y ocho gerberas

La niña lloraba con fuerza sobre la espalda de su padre, envuelta en una manta gris que evitaba que se cayera al piso...


Leer más
Martín Vallejo

Martín Vallejo
El salto

Ana Lucía me contó que en Mina Clavero existe un peñasco de 23 m. de altura, cuya caída desemboca en un estanque del río homónimo.



Leer más
Laura G. Cuevas

Cristian Abigael Aguilar
A la orilla

El oleaje, esta tranquilidad que viene en el atardecer. Tantas leguas que comienzan desde aquí.



Leer más
Laura G. Cuevas

Adán Echeverría
Siento no agradarte

La tía Magda siempre creyó ser una mujer libre, locuaz y divertida, capaz de alegrar la fiesta, y de tener la última palabra en toda discusión de la familia.


Leer más
Laura G. Cuevas

Óscar Schinca
Guadalupe

Lupe despertó esa mañana como cualquier otra. La única diferencia: estaba cabreado desde antes de abrir los ojos.



Leer más
Laura G. Cuevas

Laura G. Cuevas
Flores Tatuadas

Hace frío, pero seguro no lo sientes así. El sol estaba precioso en la ceremonia, sin embargo...




Leer más
Alan Guzmán

Alan Guzmán
Oruga

"Dicen que la angustia consiste en recostarse en el techo a observar fijamente la cama", piensa Julián, mientras ella está encerrada en la descuidada y sucia ducha.


Leer más
Marina González Cornejo

Marina González Cornejo
Abandono

Una línea de luz vibraba en mis ojos, mientras el sonido, similar a la caída de una gota, se repetía en mi habitación.



Leer más
Yobany García Medina

Yobany García Medina
El casi cuento

La habitación está casi vacía,
sólo hay en escena un hombre viejo sentado frente a un escritorio...



Leer más
Alejandra Estrada Velázquez

Alejandra Estrada Velázquez
Escondidillas

Mamá cree que me escondo entre sus macetas por un juego. Siempre que llega de trabajar me encuentra entre zábilas marchitas y colas de borrego pisoteadas.


Leer más
Mario Sánchez Carbajal

Mario Sánchez Carbajal
La púa del erizo*

Martín enfila hacia Caletilla subido en su motoneta. Tendido traspone las sombras de los hoteles que el sol del atardecer recorta y arroja sobre el pavimento de la Costera.


Leer más
Alejandro Del Castillo

Alejandro Del Castillo
La turbulencia del brillo

Sentarse fue un alivio. Él subió los pies en la butaca de enfrente y posó los codos en la de atrás. Ella recostó su perfil sobre la madera fría del pupitre.


Leer más
Hugo Enrique de la Rosa Carreto

Frida Leal
a Roma

Una gran ciudad se levanta anunciando la salida del sol de entre la mitad de un par de columnas de mármol que son tus piernas cubiertas del rocío matutino.


Leer más
Ernesto A. Zepeda Villareal

Ernesto A. Zepeda Villareal
Ludopatía sentimental

—Y bien, ¿qué piensas?
—No lo sé. Ha pasado mucho tiempo. Y ahora ocurre esto. Es extraño que fuera justo ahora.Ya sabes.


Leer más
Hugo Enrique de la Rosa Carreto

Hugo Enrique de la Rosa Carreto
La mula

Del pie le comenzaron a brotar los gusanos, y poco a poco se fue pudriendo. Luego fueron las manos, después los ojos. Hasta la lengua se le agusanó. Todito se lo comieron.


Leer más
Jesús Manuel Torres Medina

Jesús Manuel Torres Medina
El campanario

Una de las cosas que más recuerdo de mi pueblo es, sin duda, el campanario de la iglesia. Cuando era niño me gustaba subir y pasar las tardes contemplando la vida...


Leer más
María de la Luz

Seydi Teyssier
Esas cosas

Lo odiaba por sus enfermedades, y de alguna forma sentía que era incorrecto no poder hacer lo contrario: odiar las enfermedades, no a él. Sin embargo...


Leer más
Iván Medina Castro

Iván Medina Castro
Ciudad de Perros

En este país tan jodido,
la gente se corrompe, se jode, enloquece.
Jaime Bayly


Leer más
María de la Luz

María de la Luz
El Pequeño Puerto Azul

Después de aquella terrible semana en altamar, llegaron a aquel pequeño puerto. Con muchas horas de navegación, de agotador trabajo y sin dormir, sus cansados ojos no daban crédito...


Leer más
Mario Brannan

Mario Brannan
Piso 37

Un tumulto está formado, de la banqueta, quince pasos para atrás -amor propio-. Todas las opiniones incitan a que no se tire, pero el tumulto ya está formado, su única razón de ser, el morbo.


Leer más
Sergio Christian González Osorio

Sergio Christian González Osorio



Piedad


Llantas anchas

Carlos Alejandro Noyola Contreras

Erick salgado
Soy Un Fan

Policía―Ya llegó el verdugo.
Otro policía―Díganle que se apure. Los de esta semana llevan tres días sin comer. Se van a morir solos.


Leer más

Benjamín Román Abram
Cibernéticos

Era consciente que lanzarse desde un avión con un paracaídas de uso humano iba a dañar a algunos de los componentes de su cuerpo sintético, pero...


Leer más

Alejandra Gutiérrez
Transeúntes Del Cuarto de Siglo

Reunidos después de tres años de no verse en la universidad. Sus vidas habían sido distantes; distintas, quizás.El hombre abrazó...



Leer más

Luis Augusto Durango
Domingo

Desde el vacío Lo que más le gustaba era el olor del chorizo por la mañana. Escuchar la voz del niño, las caricaturas, las bromas que los dos...


Leer más

Fabiola Guerrero Zarza
La Muerte Del Cachamán

El Cachamán apareció en su vida como una promesa, como el juramento de amor que siempre quiso. Llegó en una caja de...


Leer más

Ricardo García
Desayuno

No sé qué hora es, pero el frío de la madrugada se deja sentir, y más después de despertar por un pequeño grito de entre mis sueños.


Leer más

Roberto Molotla Tapia
El Fin

… hombre, en tu intento por ser Dios lo único que provocas es arrancarle las entrañas al infierno y traerlas a la tierra.Fue en un tiempo...


Leer más

Vicente Alberto
Na Jacinta Bidxaá

Una noche muy fría, como muchas de marzo, mientras mis nalgas aplastaban la banqueta de la casa, con los huaraches puestos, pantalón...


Leer más

Revista electrónica de literatura y artes gráficas A Buen Puerto es un proyecto sin fines de lucro. Las obras aquí expuestas, así como las opiniones expresadas por los autores, no necesariamente reflejan la opinión del Director o del Consejo Editorial y son, única y exclusivamente, responsabilidad de quien las emite.